BotonAmarillo
Publicidad
Publicidad

Gestacion y parto en las perras

30 días después del último cruce que le hicimos a nuestra perra podemos hacer el diagnostico de preñez, el cual puede ser realizado mediante palpación por una persona experimentada ya que si no se realiza bien puede dañar los embriones, o por medio de ultrasonografia, que es la técnica más confiable, ya que no solo vemos los embriones y su desarrollo, sino que podemos estimar el tiempo de gestación. 

Si la perra esta gestante, debemos iniciar su preparación para la segunda mitad de la gestación, y lo primero que debemos hacer es desparasitar a la perra, ya que existen parásitos intestinales capaces de pasar por medio de la placenta al cachorro, afectando su sistema y peso al nacer, lo que aumentaría la mortalidad de los cachorros.

En esta segunda mitad de la gestación, es muy importante cambiar la dieta de la perra para aumentar la proteína, utilizando alimentos balanceados especiales para gestación o alimentos para cachorros, los cuales tienen porcentajes de proteína más altos.  El aumentar el porcentaje de proteína nos garantiza un mejor desarrollo de los cachorros y un mejor peso a nacer.

Es muy importante si queremos saber cuántos cachorros van a nacer, realizar una radiografía a los 55 días de gestación, ya que es la única forma  que nos permite contar el número de cachorros mediante la observación de sus esqueletos y sus cráneos.

La perra debe de estar en su paridera la última semana previa al parto para que se acostumbre, por eso debemos de tenerla lista con tiempo y escoger un lugar seguro, libre de corrientes de aire y lo más tranquilo posible.

 

Es importante conocer los síntomas que anteceden al parto para poder estar atentos a cualquier complicación, por eso es importante que el Médico Veterinario nos explique bien como debemos actuar en ese momento. El tiempo del parto puede variar según el número de cachorros y el tamaño de la perra, por lo que es muy importante conocer cuántos cachorros van a nacer.  Durante el parto la perra debe de estar lo más tranquila posible y si distracciones para que se concentre en su labor.  Cada cachorro viene en su propia bolsa la cual debe ser desprendida por la perra al momento de nacer el cachorro y si la perra no lo hace,  debemos  hacerlos nosotros para que el cachorro no se ahogue, y el cachorros debe ser balanceado como péndulo para que vote las secreciones que tiene en sus vías respiratorias y se debe de frotar con una toalla para que se active su circulación periférica, acción que realiza la perra al chupar al cachorro con su lengua.

Una vez terminado el parto, la perra debe de estar tranquila con sus cachorros y debemos evitar corrientes de aire frio, ya que las causas de muerte más frecuentes en los cachorros son enfriamiento  o que sean aplastados por su madre, por lo que la paridera debe ser cómoda y si es necesario, podemos suministrar calor a la paridera a través de lámparas.

Comentarios

No hay comentarios. ¡Lo invitamos a ser el primero! Utilice el formulario que se presenta más adelante.

Si lo que quiere es hacer una consulta, puede usar directamente el formulario de consultas.

Haga su comentario

  • requerido
  • Su E-mail no será publicado requerido