BotonAmarillo
Publicidad
Publicidad

Cómo evitar que se peleen los perros que viven en una misma casa

Los perros, pueden aprender a llevarse bien con sus compañeros caninos. Sólo requieren un poco de entrenamiento en casa. La agresión canina es un problema que varía de una situación a otra. Controlarla incluye considerar diversos factores y seguir varios pasos.

Instrucciones

  1. 1.     Conozca  los distintos tipos de agresión canina. Por ejemplo, el dominio, el miedo inducido, el control de la comida, la protección al dueño, el ser posesivo, la agresividad del juego y las peleas por territorio.

 

  1. 2.     Establecé la causa de la agresión al observar su comienzo. ¿Es por la comida? ¿Comenzó como un juego?

 

  1. 3.     Intenta evitar que se repita una vez que ya establezca la  causa. Por ejemplo, supervise tus perros cuando comen y enséñales a no deambular alrededor de la comida del otro.

 

  1. 4.     Intenta determinar si el perro agresivo simplemente juega torpemente y actúa agresivamente o si es seriamente agresivo. Una manera es observar una pelea en progreso. Los perros que no quieren infligir daño atacan alrededor de las orejas, los costados del cuello y los hombros. Los verdaderos agresores buscan las patas delanteras, la garganta, el estómago y los ojos. El perro no agresivo puede agarrar al agresor de la oreja sin soltarlo, de modo que no pueda alcanzar su garganta.

 

  1. 5.     Recompensé a la víctima de la agresión. Por ejemplo, dale una golosina o hacele caricias sólo a él.

 

  1. 6.     Premiá al agresor por ignorar a la víctima. Por ejemplo, en el caso de un perro que habitualmente redirige su agresión hacia su compañero más pasivo cuando no puede alcanzar a otro perro que pasa del otro lado de la cerca.

 

  1. 7.     Tomá la actitud de “si no puedes vencerlo, únete a él” si no funcionan los pasos anteriores. La escuela tradicional para controlar la agresividad es establecer con claridad quién es el perro líder, o “alfa”, saludando, alimentando y dejando salir primero al perro alfa, de modo que el más sumiso, o “beta”, siga a su líder. Sin embargo, tené en cuenta que esto no siempre funciona con un perro verdaderamente agresivo.

 

Comentarios

No hay comentarios. ¡Lo invitamos a ser el primero! Utilice el formulario que se presenta más adelante.

Si lo que quiere es hacer una consulta, puede usar directamente el formulario de consultas.

Haga su comentario

  • requerido
  • Su E-mail no será publicado requerido