BotonAmarillo
Publicidad
Publicidad

Problemas ortopédicos en razas pequeñas

El problema ortopédico más común en perros de razas pequeñas es la luxación de la rotula.

La luxación de la rotula ocurre cuando la rotula se sale de su posición normal en el fémur, causando dolor, cojera, e inestabilidad en la rodilla

 

¿Qué es la luxación de la rotula?

La luxación de la rótula puede ocurrir en una o ambas rodillas, y muchas razas de perros puede ser afectadas. Los gatos también pueden verse afectados, pero no tan comúnmente como los perros. La luxación de la rótula puede estar vinculada a una anomalía hereditaria o causada por una lesión o trauma.

 

¿Cuáles son los signos de la luxación de la rótula?

Uno de los signos clásicos es una característica marcha “saltarina”. Los perros con este problema de vez en cuando parecen “saltar”, ya que levantan la pierna afectada mientras caminan o corren.

Una mascota que se encuentra jugando de repente puede emitir un aullido agudo de dolor cuando se produce la luxación y luego mantiene la pierna levantada sin dejar de correr o jugar. Estos episodios pueden durar de unos pocos pasos a unos pocos minutos. En casos más graves, las mascotas pueden sentir dolor por varios días.

 

¿Cómo se diagnostica la luxación de la rótula?

La luxación de la rótula a veces se diagnostica durante un examen físico de rutina cuando el veterinario palpa la articulación de la rodilla.

En algunos casos se recomienda Rayos X para seguir evaluando la rótula y otras estructuras de la rodilla. Debido a que una rótula luxada afecta la estabilidad de la rodilla, muchos perros con este problema desarrollan artritis con el tiempo.

 

¿Cómo se trata la luxación de la rótula?

Las mascotas que han sido diagnosticados con luxación de la rótula, pero no presentan signos clínicos o que sólo muestran signos ocasionales deben ser controladas. Es importante el mantenimiento de un peso ideal y el seguimiento de un programa regular de ejercicios aprobados por su veterinario.

También pueden recomendarse suplementos alimenticios para las articulaciones, así como medicamentos para el dolor a usar durante los episodios ocasionales.

La cirugía se considera únicamente para los casos en que el grado de cojera es significativa. La cirugía busca estabilizar la rótula en su propia ranura.

Si no se trata, la luxación de la rótula puede resultar en daño significativo a la articulación, lo que lleva al desarrollo de la artritis y otras condiciones, como la rotura del ligamento cruzado.

Comentarios

No hay comentarios. ¡Lo invitamos a ser el primero! Utilice el formulario que se presenta más adelante.

Si lo que quiere es hacer una consulta, puede usar directamente el formulario de consultas.

Haga su comentario

  • requerido
  • Su E-mail no será publicado requerido