BotonAmarillo
Publicidad
Publicidad

Cómo preparar a la mascota para la llegada de un bebé a casa

 

babyDOG¿Está embarazada y tiene un perro en casa?

A muchos les preocupa el momento que entren en su casa por primera vez con su bebé, y su perro lo reciba y se tenga que acostumbrar a él. Puede ser un momento delicado si no se sabe llevar bien. Pero no hay de qué temer, porque con paciencia y cariño, su perro acogerá a su bebé y no habrá celos ni problemas de territorialidad.

A continuación algunas recomendaciones para ese momento:

  1. Mientras llega el bebé, asegúrese de que su perro esté sano e intente que no sea muy dependiente de ustedes para que no vea al bebé como su rival. Si para cuando llegue el bebé a casa no quieren que entre en ciertos lugares de la casa, empiecen a limitar su acceso antes de la llegada del bebé.Así mismo, enséñenle la habitación que será del bebé para que se acostumbre y háganle diferenciar entre los juguetes del bebé y los de él. Si cree necesario pueden ponerle grabaciones de bebés llorando para que se acostumbre al sonido.

 

Asegúrense de que su perro no es agresivo con los niños o adultos fuera del hogar y a la vez, vigilen que no haya tenido comportamientos cazadores. En caso de que hubiera tenido agresividad o comportamientos de caza, recurra a un veterinario para que los oriente. Tienen que tener presente que cuando llegue el bebé, su mascota recibirá menos atención y quizá intente llamar la atención mordiendo muebles o rompiendo cosas. Procuren no enojarse con él e intenten no dejarlo de lado.

Permítanle saludar al bebé cuando llegue a casa, deje que lo olfatee para que reconozca su olor.

Denle alguna ropita del bebé para que la olfatee y se familiarice con su olor. Pueden dejarle alguna prenda mientras duerme en su sitio.

 

 

Hagan a su perro partícipe de los paseos familiares y los buenos momentos, para que asocie al bebé como parte de su manada y se sienta a gusto e integrado.

 

Las primeras semanas mantengan a su perro vigilado y nunca lo dejen a solas con el bebé. No es por una posible agresividad porque talvez su perro sea el más cariñoso e incapaz de hacer daño a nadie, pero los bebés sienten mucha curiosidad por todo lo que les rodea y tienden a agarrar, pellizcar y chupar todo para investigarlo, y sin querer pueden lastimar al perro, que como defensa puede atacar.

 

No le griten nunca al perro cuando se acerque al bebé. Si ven que no se comporta bien, no se enojen ni lo castiguen, sólo dedíquenle algo más de tiempo y entrénelo para que los obedezca.

 

Enséñenle al perro a acercarse al bebé de manera tranquila y a quedarse quieto cuando entre en la habitación del bebé.

 

Las rutinas con un bebé cambian, pero intenten dentro de lo posible que su perro mantenga las rutinas de paseo y ejercicio que tenía antes.

 

Denle afecto a su perro también cuando está el bebé. Si le dan afecto cuando no está el bebé y lo ignoran cuando están con el bebé podrían originarse los celos.

 

Sean pacientes. Piensen que los cambios conllevan tiempo para ser asimilados para todos, así que para su perro también.

Los perros aprenden a quererlos y a cuidarlos como si fueran de su propia manada. Incluso les toleran impertinencias que no permitirían a una persona adulta. Si les enseñan a ambos cómo comportarse, fomentarán una relación entre ellos que será muy difícil de romper.

 

Comentarios

No hay comentarios. ¡Lo invitamos a ser el primero! Utilice el formulario que se presenta más adelante.

Si lo que quiere es hacer una consulta, puede usar directamente el formulario de consultas.

Haga su comentario

  • requerido
  • Su E-mail no será publicado requerido