BotonAmarillo
Publicidad
Publicidad
5 comentarios

INAPETENCIA Y PERROS FLACOS

Uno de los problemas más estresantes cuando alguien tiene un perro, es la inapetencia o el bajo peso en su mascota.

Al igual que los humanos existen perros flacos de acuerdo a su raza. Son perros que se alimentan bien pero que nunca llegan a alcanzar el peso idóneo de su raza. Lo importante cuando tenemos un perro flaco es comprobar por medio de un examen médico que está sano y si es así no tenemos que preocuparnos por su estado. Sin embargo un perro que pierde peso sin ninguna razón, es un perro enfermo.

A menudo escucho a los propietarios, desesperados, comentar que por más que lo intentan, sus perros son inapetentes. Y a menudo comentan también, que para intentar convencerles de que coman, se inventan toda clase de trucos y echan al plato hasta golosinas, con tal de despertar el apetito en sus perros.

Existen perros con mejor y peor apetito. Esto a veces provoca que algunos propietarios, sientan temor por la posibilidad de que su perro esté insuficientemente alimentado. Este temor no justifica de ninguna manera el ofrecer un sinfín de alimentos distintos en un corto plazo de tiempo, ya que traerá alteraciones digestivas y malos hábitos de alimentación. Lo importante en estos casos es hacerle a nuestro perro un examen médico para ver si nuestro perro tiene el peso correcto a pesar de su inapetencia. Hay casos en que cachorros de una misma camada llegan a consumir hasta un 40% menos que sus hermanos y sin embargo mantienen el mismo peso y conformación corporal.

Se debe tener especial cuidado con la administración de premios y golosinas. Los perros de poco peso (razas miniatura) que reciben cinco o seis galletitas de premio, tendrán más que cubiertas sus necesidades diarias, por lo que no necesitarán otro alimento. Este no es el procedimiento alimentario más correcto.

De todas maneras, si realmente el perro está por debajo de su peso normal, el examen médico podrá descartar distintas enfermedades que pueden ser digestivas, renales o dentales.

Existen tres diferentes clases de inapetencia:

  • La natural – Hay perros que ya por su naturaleza son perros inapetentes a los que tenemos que ayudarles para que coman su ración de alimento necesaria, esto podemos hacerlo utilizando saborizantes mezclados con el alimento.
  • La médica – La inapetencia en un perro que normalmente se alimenta bien, puede ser una señal de alguna enfermedad o de un problema de cuidado dental. El sarro y las enfermedades periodontales pueden producir el suficiente dolor como para que dejen de ingerir sus alimentos.
  • La emocional: La depresión y el stress provocan inapetencia en el perro. También hay perros muy consentidos que no comen si su propietario no está a la par de él o si no le da de comer en la mano.

Sin embargo también existe el ayuno voluntario, que es una costumbre ancestral del perro, casi una necesidad. Algo que está directamente relacionado con su pasado más salvaje, cuando al igual que ocurre aún hoy con los lobos, no todos los días comen.

Hoy en día todavía hay muchos perros que recurren a ese viejo hábito innato para desintoxicarse, para hacer descansar su organismo, para evitar, de forma instintiva, engordar más de la cuenta. En una palabra, para mantenerse sanos.

Lógicamente tenemos que ser capaces de distinguir entre un ayuno voluntario y una inapetencia por enfermedad. El ayuno voluntario es aquel que el perro se impone a sí mismo quizás durante una o como mucho dos tomas, es decir en el plazo de 24 horas, y en el que no se produce ninguna manifestación de malestar o incomodidad mientras que la otra forma de ayuno, asociada a una enfermedad, conlleva otros síntomas como por ejemplo diarrea, náuseas, vómitos y muchas veces también la manifestación de dolor abdominal o renal, la necesidad de aislarse del resto del grupo, el nerviosismo, etc.

Cualquiera de las tres razones anteriores: Inapetencia, bajo peso o ayuno voluntario debe ser seguidas de cerca por un veterinario, para asegurarnos de esta manera de que nuestro perro goza de buena salud y si no es así darle a tiempo el tratamiento adecuado.

Comentarios

Este espacio es para hacer comentarios sobre el artículo. Si desea hacer una consulta, utilice el formulario de consultas.

  1. Lucy dice:

    y si el perro tiene dolores de hueso? pq mi perrita no qiere comer NADA qe le den en el plato. osea si come peroo poco, deja bastante. Pero si le dan comida en la mano si come, puede ser engreimiento, pero igual le duelen bastante las patas S:

  2. Clara Sánchez dice:

    Hola les escribo para que me ayuden con algo, tengo un pinscher miniatura enano y cuando era bebé sufrió de anorexia por desórdenes gástricos, y eso ha hecho que tenga problemas con la comida en general, nada le gusta comer, le he cambiado el cuido varias veces e inclusive le estoy dando complejo B para abrirle el apetito, pero ya va para un mes y no se nota la mejoría… que me aconsejan???

  3. lizzy dice:

    excelente este artìculo, soy una de las personas que tiene una perrita con falta de apetito, esta sana pero cuesta que coma, este artìculo me hace sentir mas tranquila, gracias Doctor.

  4. Dr. Robert dice:

    Hola Clara, existen dietas especiales como el A/D o el I/D que le puede ayudar a normalizar la digestión de su perro.

  5. Dr. Robert dice:

    Hola Lucy, me gustaría conocer mas sobre el padecimiento de su perro para poder recomendarle un tratamiento.

Haga su comentario

  • requerido
  • Su E-mail no será publicado requerido